domingo, 11 de mayo de 2014

Viviendo del Arte

Hola a todos :) Siento haber estado en un lapso de 2 meses sin dar señal de vida en el blog. Mis cambios con trabajo, proyectos y un cúmulo de cambios en mi vida han supuesto que, por desgracia, haya dejado mis redes algo olvidadas hasta poder volver a tomar las riendas de todas ellas. Twitter y Facebook si han andado más activos, así que ya faltaba mi rinconcito de internet donde escribir, mostrar y actualizar sin esa locura del 'instante' a la que nos llevan las redes sociales, jeje.

Me encanta empezar de nuevo en el blog con un tema que considero que a todos los artistas nos toca un poquito el corazón, esa lucha complicada y tediosa que es vivir del arte, vivir de tu oficio, dejarte la piel, las horas de sueño y de vida en general por vivir de aquello que te apasiona y lo menospreciado que el gremio (en mi caso el de dibujantes) se siente respecto al público general que cree en el 'todo gratis', el 'pero si eso tu lo haces en un momento', los proyectos con “muchísimo futuro” para los que hay que trabajar a cambio de 'promoción' o de pensar que 'si sale, seremos ricos'... vamos, esos negocios de tipejos vendehumos que acaban por desaparecer en su propio ambiente fantasmagórico. Y son esas personas (repugnantes, a mi juicio) las que nos impiden vivir de manera digna llevando a cabo nuestro oficio como cualquier otro y luchando por, sencillamente, pagar las facturas que conlleva vivir de manera autónoma, humilde y digna.

Lo que ocurre aquí es que como creadora novel que empieza en el mundillo yo tengo sentimientos encontrados entre aquellos con más cara que espalda y los 'profesionales recalcitrantes'. A veces me asusta pensar que sería de nosotros sin la buena fe; me explico: Pensad en la cantidad de proyectos maravillosos que han sido posibles fruto de las ganas, el cariño, la pasión y el esfuerzo por elaborar algo que compartir con los demás. Pensad en los proyectos sin ánimo de lucro, los fanzines, las exposiciones, los eventos solidarios y todo aquello hecho por AMOR al arte que no repercute a nivel económico para nadie que participa en ello. Yo os pongo el ejemplo de dos proyectos a los que amo con locura: el fanzine Erótico Sextories que dirijo desde hace tres años y las Jornadas KBOOM! De Cómic y Autoedición deBarcelona con dos ediciones a sus espaldas y muchísimas horas, esfuerzo y dedicación por el simple hecho de amar la cultura de las viñetas y querer hacerla llegar a los demás. Y han sido posibles gracias al esfuerzo y confianza que han depositado MUCHAS personas y ENTIDADES en ellos... si, es cierto, yo soy el alma mater de ambas y por ello la que más dolores de cabeza padece y la que pone pasta si hace falta, pero sin embargo, sin mi equipo y la gente (autores, músicos, editoriales, marcas, entidades...) que han ofrecido su mano de manera desinteresada y han hecho posible un proyecto soñado por 3 amigos que buscaban un lugar donde compartir inquietudes y conocimiento sobre el cómic y el mundo que le rodea.

Lo único que me asusta es que los vendehumos, charlatanes, jetillas e intrusores profesionales hagan que los dibujantes y creadores como nosotros, personas tan machacadas y cínicas que cualquier '¿Quieres colaborar en este proyecto?' les huela a chamusquina y no quieran saber nada. Me aterra pensar que estaremos tan machacados o tan subidos en ínfulas de defender el oficio que seamos incapaces de ver que puede valer la pena o no. Y me aterra aun más pensar que por otro lado, estaremos tan machacados y necesitados que aceptaremos cualquier trabajo por necesidad, aunque nos pisoteen, exploten y hagan de nosotros unos desgraciadillos que dibujan por cuatro duros jodiendo así a todo el gremio de profesionales que se esfuerza por tener unos precios adecuados a su trabajo...

Y es que, con esta reflexión, solo trato de fomentar que aprendamos a pensar dejando de lado los momentos de picazones made in twitter y los ataques de 'superdignidadmortal' donde parece que porqué te pidan algo desinteresado sean los jetas mayores de la historia. Espero que seamos capaces de valorar que vale la pena y que no, y capaces de luchar cuando realmente sea importante y necesario enseñar los dientes a la gente aprovechada y explotadora. Hay mil proyectos, mil ofertas y mil vivencias que experimentar, esperemos que el amor al arte y a nosotros mismos nos sepa guiar de la mejor manera posible sin hacer que la quemazón nos haga olvidar el porqué nos quisimos dedicar a este oficio tan miserable unas veces y tan indescriptible en otras.

Os dejo, como colofón final, una acojonante canción de Venidos A Menos, que cuenta muy bien esta sensación de desasosiego que tenemos los artistas en general a la hora de trabajar de lo nuestro... estoy completamente enamorada de esta canción que explica con un humor negrísimo y miserable aquello por lo que pasamos.


Por cierto, ¡Estos dos cracks ahora andan por Barcelona haciendo conciertos, no dudéis en ir a verles al Teatre del Raval o a ver donde van a parar en su gira para disfrutarles en directo!

Y sí, deduzco que todo esto es una reflexión lógica y obvia, que la gente tiene juicio etc... pero creoque no está de mas parar a reflexionar un poco en algún momento ;)

Un abrazo y por supuesto... ¡Sigamos luchando!  

5 comentarios:

  1. Yo sólo tengo experiencia como amateur así que no sé si cuenta mucho, pero estoy contigo en que hay que aprender a distinguir los proyectos válidos de las estafas. Y muy importante hacerse valer, eso siempre :)

    Ya siento no poder aportar más al debate, pero básicamente estoy de acuerdo con tu punto de vista. ¡Ánimo con tu trabajo!

    ResponderEliminar
  2. Acabo de descubrirte en Twitter, y he estado un buen rato viendo tus dibujos, me han encantado. Los trazos tienen algo especial, y el estilo, el color que les das...no sé, son geniales :)
    Yo acabo de abrir un blog en el que subo mis cómics y las cosillas que hago, estoy intentando darlo a conocer, así que pásate y hazte seguidora si quieres: www.no-lo-pillo.blogspot.com Yo me quedo por aquí :)

    Un saludo y sigue así!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hey Manuel!

      Muchas gracias por tus comentarios, la verdad es que agradezco enormemente que te guste mi trabajo. Ahora le echaré un ojo a tu página.

      Un abrazo y gracias de nuevo por tus palabras, me emocionan mucho ^^

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. No puedo estar más en sintonía, ostras. Precisamente me hallo en la situación de ofrecer mis guiones para manga a dibujantes con un mínimo de experiencia. Gratis. Sin cobrar yo nada, a pesar de haberme formado y esforzado mucho.

    La única respuesta que recibo: "¿Cuánto pagas?" Ya podrían ser megaéxitos, que nadie en los muchos años que llevo haciendo esto ha ojeado nunca ninguno. Y joder, me provoca mucha tristeza. Lo entiendo, yo mismo aspiro a vivir de esto, pero... ¿Cómo puede no entenderse que alguien que ofrece gratis su trabajo no es un aprovechado, y quizás vale la pena ojearlo, ni que sea para entretenerse?

    La situación que has descrito provoca que, si todavía no has demostrado nada, para todos seas un aprovechado hasta que se demuestre lo contrario. Muy agradecido por el texto, me ha tocado la patata. Es cierto que todos tenemos que reaccionar a la situación con criterio y el caso a caso.

    ResponderEliminar